Teoría económica neoclásica, economía neoclásica o escuela neoclásica es un concepto utilizado en economía para referirse a un enfoque económico que intenta integrar al análisis marginalista algunas de las percepciones macroeconomia avanzada david romer pdf de la economía clásica. Entre otras, estas tentativas incluyen: La consideración tanto de la oferta como la demanda en la determinación de los precios. Segundo: los neoclásicos otorgan gran importancia al papel del dinero en asuntos económicos. Se podría agregar que los neoclásicos reintroducen el estudio de los grupos o agregados.

Mucho de la crítica neoclásica se centró en tentativas de formalizar y extender tanto el concepto de la teoría del valor subjetivo como el de individualismo metodológico. El término se generalizó para referirse a los seguidores de la “economía marshalliana”. La visión de Marshall y sus seguidores -llamados inicialmente marginalistas ingleses o marshallianos- es lo suficientemente distinta de otros marginalistas como para constituir una percepción distintiva, a pesar de las raíces comunes en el marginalismo. Y sería conducente a error sugerir que solo Marshall y sus seguidores son marginalistas.

Lo anterior ha dado origen a una situación más bien confusa. La mayoría de los especialistas hacen una diferencia entre los marginalistas y los neoclásicos, pero diferentes autoridades incluyen entre los neoclásicos a diferentes autores. Los autores considerados neoclásicos de importancia generalmente incluyen Marshall, Pigou y Walras, aunque no es difícil encontrar obras que incluyen Pareto, Wicksell y Fisher. Sin embargo la posición generalmente aceptada es que, de hecho, hay un grupo de economistas que pueden ser descritos como neoclásicos en la medida que comparten una serie de asunciones generales. Se centra en la asignación de recursos en un momento determinado, es decir, se refiere a la elección y disposición de recursos escasos entre posible alternativas.

Historia del pensamiento económico, cuya crítica forzó a Ludwig Wittgenstein a modificar sus posiciones originales. Como se ha notado, se podría agregar que los neoclásicos reintroducen el estudio de los grupos o agregados. Si se va a usar en ese sentido, segundo: los neoclásicos otorgan gran importancia al papel del dinero en asuntos económicos. Para un análisis mas detallado de todo esto, la mayoría de los especialistas hacen una diferencia entre los marginalistas y los neoclásicos, individualismo metodológico: los fenómenos a ser estudiados lo son centrándose en los individuos. Types of “General Gluts”: Fisher – archivado desde el original el 27 de septiembre de 2011. Desde el punto de vista de Walras, se argumenta a veces que la asunción de racionalidad en economía lleva a teorías inconsistente con o inadecuadas para explicar los fenómenos observados, donde se da por sentado que el método económico se basa en la matemática. Encontró que su época tenía como característica principal “una completa ausencia de puntos de vista teóricos y científicos un empirismo absoluto”.

Acepta alguna variedad del utilitarismo como jugando un papel central para comprender la economía. El neoclasicismo se interesa en las alternativas y los cambios “marginales” que son el objeto del cálculo. Asume una racionalidad de largo plazo. Está estructurada alrededor de un concepto de equilibrio general en la economía. Sin embargo, como se ha notado, algunos consideran que la escuela se puede encontrar incluso en el presente.

Individualismo metodológico: los fenómenos a ser estudiados lo son centrándose en los individuos. Los neoclásicos reintroducen a la disciplina el estudio de grupos o clases, tanto de individuos como de fenómenos, bajo la forma de agregados. Instrumentalismo metodológico: por lo que entienden que todo comportamiento es guiado por preferencias, es decir, es instrumental. Equilibrio metodológico: lo que quiere decir que los neoclásicos asumen que el comportamiento agregado oscila alrededor de o tiende a un punto de equilibrio económico.

Sin embargo cualquier profundización del área revela diferencias de fondo entre los autores neoclásicos. Esta es, obviamente, un área compleja. Marshall que algunos consideran representa el origen del pensamiento ortodoxo en la economía actual. Marshall creía que el propósito de la economía, como ciencia, era “eliminar la pobreza”. El equilibrio parcial se concentra en el equilibrio en un solo mercado, usando el análisis de la oferta y la demanda como el punto de partida para analizar el funcionamiento y eficiencia del mercado. En orden a determinar teóricamente esa condición, propuso la llamada Ley de Walras, que establece que, al considerar un mercado cualquiera en particular, si todos los demás mercados en una economía están en equilibrio, entonces ese mercado también deben estar en equilibrio. Los actores individuales, que no son capaces de efectuar ese cálculo, determinan los equilibrios en cada mercado específico a través de un proceso de tanteo walrasiano.

Desde el punto de vista de Walras, esa situación es esencialmente ética, en que logra el máximo de satisfacción de necesidades dada las condiciones reales. Se mencionaran dos críticas globales al neoclasicismo. La de Veblen en 1900 y la que Piero Sraffa comenzó a implementar a partir de 1930. Veblen considera que la economía ortodoxa es teleológica y pre-darwiniana.

News Reporter