PHD 

Una tienda de productos homeopáticos puede parecer como una farmacia de medicinas acupuntura tung pdf gratis. La diferencia no está en su apariencia, sino en su fundamento y eficacia. La comunidad científica es crítica con la medicina alternativa por realizar afirmaciones desacreditadas o no comprobadas. Las medicinas y prácticas alternativas pueden ser peligrosas o usar ingredientes tóxicos como la solución mineral maestra o los productos ayurvédicos.

Consiste en un amplio rango de prácticas, productos y terapias. La medicina complementaria es medicina alternativa empleada junto a la medicina basada en hechos bajo la creencia, no probada por métodos científicos, que “complementa” el tratamiento. La medicina integrativa es la combinación de prácticas y métodos de la medicina alternativa con la medicina científica. Aunque la idea popular es que estas técnicas son más inocuas que las de la medicina convencional, pueden presentar diversos riesgos para la salud, como la ingestión de sustancias que pueden originar interacciones e incluso toxicidad, manipulaciones sobre el cuerpo que pueden causar lesiones, no acudir a un médico titulado, o el retraso en empezar el tratamiento convencional adecuado o su abandono. Los diagnósticos y tratamientos de la medicina alternativa no son incluidos usualmente en las licenciaturas de las facultades de Medicina ni usados en la práctica médica, pues en lugar de ello se utilizan tratamientos cuya eficacia y seguridad han sido probadas científicamente.

La regulación y autorización de la medicina alternativa y sus practicantes varían de país en país y de estado en estado. No existe una regulación global en ningún país occidental, si bien algunos han regulado aspectos parciales. La comunidad científica ha criticado a la medicina alternativa de basarse en afirmaciones engañosas, quackery, pseudociencia, anticiencia, fraude o una metodología científica defectuosa. Se ha advertido de promover la alternativa medicina como peligroso y no ético. Una revisión de su literatura revela que está repleta de prácticas pseudocientíficas, ineficaces, poco éticas y potencialmente peligrosas, algunas contradictorias entre sí, sin ninguna base real y que incluso contradicen los conocimientos científicos actuales. Medicina alternativa” es un término engañoso para crear la ilusión de que un tratamiento desacreditado o no comprobado es realmente una alternativa a otro establecido por la medicina científica.

Al agregar “medicina complementaria” a su repertorio de términos engañosos, los proveedores de fraudes médicos han mejorado la ilusión de que sus remedios de alguna forma potencian o mejoran los efectos de los tratamientos médicos basados en hechos. Es hora de que la comunidad científica deje de darle vuelo a la medicina alternativa. No puede haber dos tipos de medicamentos: convencionales y alternativos. Sólo existe la medicina que ha sido probada adecuadamente y la que no, la medicina que funciona y la que puede o no funcionar. Una vez que el tratamiento ha sido probado rigurosamente, ya no importa si fue considerada alternativa al comienzo.

La expresión medicina alternativa no tiene una definición única universalmente aceptada, debido al amplio número de prácticas que engloba y la imprecisión de sus límites. La gran heterogeneidad de las técnicas dificulta delimitar su alcance y no resulta fácil su enumeración exhaustiva. A esta confusión se añade que en algunas zonas se llama “alternativa” a la medicina tradicional. Estas prácticas engloban, entre otras, la acupuntura, la quiropráctica, la ozonoterpia, el masaje o la homeopatía. Cuando se usan solas se las suele llamar “alternativas”.

Cuando se usan junto con la medicina convencional, se las suele llamar “complementarias”. No obstante, actualmente en la atención sanitaria convencional también es clave el enfoque biopsicosocial. A partir del decenio de 1990, se ha producido un resurgimiento de su empleo en muchos países desarrollados y en vías de desarrollo. Las pruebas y observaciones científicas disponibles sobre su eficacia son muy escasas. No obstante, esta ausencia de demostración de su eficacia no es siempre sinónimo de ineficacia. Otros procedimientos se basan en argumentos místicos, tanto de las religiones orientales como de las occidentales. La atención médica convencional es la medicina practicada por quienes tienen titulación de Doctor en Medicina o Doctor en Medicina Osteopática.

News Reporter